Teresa Moya, terapeuta de shiatsu e instructora de Qi Gong

 

“¿Quien soy?”- Me pregunto ante el espejo del baño-

“¿Dónde está la mujer de pelo castaño y pechos firmes que lo tenía todo por experimentar?

Ahora sólo me  devuelve el reflejo de una mujer con canas y pechos y vientre marchitos…

”Quien soy yo?” “En quien me he convertido?”

¿Ya te has hecho, como yo, estas preguntas ante tu espejo?

 

 

Ante este choque de realidad tienes dos caminos:

  • Tapar la realidad intentando dar marcha atrás negando la evidencia
  • Aceptar el paso del tiempo en ti y a partir de ese punto re-conocerte y experimentarte en esta nueva época.

Realmente no tienes opción. No hay marcha atrás. Puedes elegir la negación como modo de vida pero te aseguro que a corto plazo lo inevitable se vuelve evidente y se convierte en una  dolorosa visión de una misma.

Desde que me puse delante de mi espejo personal- léase como visión interna de mi- descubrí todo el camino que había empezado a transitar, un camino difícil pero transmutador, una oportunidad para crecer, de hacer balance, de soltar con amor y reconocimiento lo que ya no necesito, de empezar a cuidarme y amarme de nuevas maneras, de cuidar y amar a los demás desde otra perspectiva.

Como el árbol que en otoño suelta sus hojas para que se conviertan en compost y así nutrir sus raíces, las Mujeres Otoño soltamos con amor obligaciones, compromisos no deseados, viejos hábitos que ya no tienen sentido o nos perjudican para poder cuidarnos, nutrirnos y recogernos en nuestra sabia interna que cada vez nos reclama con más insistencia.

Menopausia

Estoy omitiendo la palabra “menopausia” intencionadamente y te voy a explicar por qué.

Nunca me he sentido cómoda con esta definición de mujer madura por que pone atención a reajustes fisiológicos de nuestra naturaleza dándole calidad de patología y… Cuidado! con eso no quiero decir que en muchas ocasiones la salud nos pasa factura en esa época, tan sólo que “menopausia” no refleja el proceso psicoemocional por el que transitamos paralelamente a los reajustes fisiológicos a los que me he referido antes. Por eso prefiero denominar esta época la de  la Mujer Otoño, o como define la medicina china la mujer en la Segunda Primavera.

El nido vacio

Son muchos los cambios que tienes de aceptar en esta etapa, si has sido madre seguro que tus hijos más pequeños rondan la adolescencia. Nuestro papel como madres ha cambiado, ya no nos necesitan… como vives esos cambios? con alivio? con dolor emocional? Quizás te has estado identificando en exceso con la función de maternar?

Esta es una de las revisiones y reajustes que hemos de hacer en nuestra vida. Aplaude que ya no te necesiten tanto porque esa dedicación ahora revierte hacia ti.

Mi manantial se ha secado

Los cambios hormonales que tu cuerpo está experimentando provocan que el cuerpo reajuste todas sus funciones, lo mismo le pasa a tu sexualidad. Quizás sientes que tu libido ha desaparecido y ya no lubricas como antaño. Muchas mujeres creen que esto forma parte de “la enfermedad de la menopausia”

Está claro que la madurez, a la mayoría de las mujeres nos aporta serenidad haciendo que las pasiones no sean tan impulsivas, pero….Ni por un momento pienses que se terminó el placer!

Quizás debas hacer un repaso de tus relaciones afectivas y preguntarte…Soy yo que me marchito o es la relación con mi pareja? Mi compañero o compañera sexual complace mis fantasías? Cómo vivo mi sexualidad? Han cambiado mis gustos sexuales? Mis fantasias?

Debo decirte que en esta etapa de nuestras vidas las mujeres renacemos en cuanto al sexo. Cómo es tu renacimiento a la sexualidad de la Mujer Otoño?

Para esto no te voy a dar consejos, tu sexualidad es tu creatividad y es distinta a la mia, tan sólo te pido que te explores y experimentes y redescubras que la sexualidad no muere, se transforma.

Las emociones que brotan como un volcán

Sabes quien es Medusa?

Medusa forma parte de la mitología griega, sus cabellos eran serpientes venenosas a punto de atacar y tenía el poder de volver a los hombres de piedra con su mirada.

En ocasiones me veo reflejada en Medusa.

Medusa me ayuda a mirar lo que no me gusta de mi, me obliga a observar mi sombra, mis iras, mi rabia.

A Medusa no le gusta que escondas tu rabia bajo capas de falsa amabilidad, de tristeza o de desconexión con la vida.

Ella quiere que tu rabia brote y le pongas nombre y la llores y la transformes y la dejes ir.

Ella te pone ante tu propio espejo para que te mires sin filtros, sin juicios y te exige que hagas algo con todo eso.

Nos educaron para ser buenas niñas, dulces, educadas y Medusa viene a reclamar lo que le pertenece: el derecho a sentir ira, odio y rabia y dejarlas salir….tu responsabilidad para con ella y contigo es transformar esas emociones en algo sano para ti y para los demás….para que aprendas a decir ¡Basta! con el amor que corresponda.

La ira, la frustración y la rabia contenidas son emociones que se solidifican en nuestro organismo provocando enfermedades que, en el mejor de los casos, se extirpan con cirugía y no vuelven a aparecer…..en el mejor de los casos.

No permitas que tu ira se solidifique.

Una buena manera de aprender a gestionar las emociones que se desbordan o se anclan en lo profundo es el Qi Gong. Cada vez más cantidad de Mujeres Otoño están descubriendo este arte sanador como medio para transitar esta etapa de manera armoniosa.

Si te resuena esta llamada a hacer Qi Gong ven a alguno de los grupos que tengo en marcha. Contacta

Pasos para que empieces a entenderte, re-descubrirte y cuidarte en esta nueva etapa

Aprende a decir adiós a lo que no quieres más en tu vida:

  • Relaciones tóxicas
  • Hábitos poco saludables
  • Adicciones de cualquier tipo: a substancias, alimentos, relaciones…
  • Obligaciones que no son tuyas

A veces soltar es simplemente transformar una situación en algo nuevo y bueno para todos

Empieza a cuidarte

  • Relaciónate sanamente: sal con amigas, canta, juega, ríe, haz el amor con deseo, “haz que esto valga la pena” (este es mi “grito de guerra” para la vida)
  • Retoma aficiones abandonadas tiempo atrás, lee, estudia, viaja.
  • Practica Qi Gong. En casi todos los artículos que escribo doy ejercicios para que puedas practicar en tu casa y, si te apetece practicarlo en grupo y profundizar, apúntate a las clases semanales
  • Aliméntate con productos sanos, participa en cursos de cocina saludable y transforma tu manera de cocinar en beneficio de tu vitalidad
  • Ven a recibir shiatsu si sientes que tu andadura como Mujer Otoño se desborda, juntas buscaremos tu equilibrio. Contacta
  • Localiza algún círculo de Mujeres por tu zona, mejor si es un círculo de mujeres con tu misma experiencia vital.
El Shiatsu, una terapia manual que aborda la madurez femenina en toda su amplitud

Hace años que practico esta terapia y nunca había prestado atención a la edad de mis clientas.Cuando empecé a fijarme descubrí que una gran cantidad de mujeres vienen a verme en esta etapa. De estas mujeres muy pocas nombran la palabra “menopausia”. Como mucho me hablan de sofocos, de insomnio, de ansiedad, de tristeza, de dolores emocionales anclados en alguna parte del cuerpo…

En todos los casos me encuentro peinando los cabellos de Medusa.
En todos los casos renace una Mujer Otoño conectada a su naturaleza.

Fuentes donde beber sabiduría de la Mujer Otoño
  • El blog de Eulalia Pamies: lanostramenopausa.blogspot.com
  • Mujer Cíclica, página web de Sophia Style
  • “Bueno chicas, esto se acabó” Autora: María Jesús Balbás. Ediciones B
  • “Cuerpo de Mujer, sabiduria de Mujer” Autora: Christiane Northrup. Ed. Urano
  • “Mujeres que corren con los lobos” Autora: Clarissa Pinkola Estés
  • “Las diosas de la mujer madura” Autora: Jean Shinoda Bolen Ed. Kairós
  • “Las brujas no se quejan” Autora: Jean shinoda Bolen Ed. Kairós

Seguiré hablándote de La Mujer Otoño desde una visión holística con más profundidad, si quieres recibir más artículos interesantes, recetas y recursos para tu salud suscríbete a la newsletter

Si lo que quieres es pedir cita para shiatsu o acudir a los grupos de Qi Gong, contacta